La extracción del corcho se realiza mediante el retiro de la corteza del Alcornoque, donde se encuentra este material. Una vez extraída la corteza, el árbol queda "en descanso", y al cabo de nueve años la corteza se vuelve a extraer.
Una parte importante de la industria de corcho reside en España (especialmente en Andalucía y en el sur de Extremadura).
Estas imágenes fueron sacadas en el norte de la provincia de Huelva, concretamente en la población de Cala.