La Laguna de Fuente de Piedra es la localidad más importante de la Península Ibérica donde se reproduce el flamenco común (Phoenicopterus ruber roseus) y una de las dos más importantes del Mediterráneo Occidental. En los últimos años, esta laguna ha acogido la colonia de nidificación más importante del Mediterráneo.